Tratamiento Gel de Plasma

BIO-RELLENO DE ARRUGAS CON GEL DE PLASMA

Clínicas Massana acaba de incorporar a su catálogo de servicios antiaging la última novedad en tratamiento de relleno de arrugas y rejuvenecimiento facial: el Gel de Plasma. Este procedimiento está especialmente indicado para aquellos pacientes que quieran mejorar su imagen pero prefieren utilizar productos naturales en sus tratamientos.

¿Qué es el tratamiento con Gel de Plasma?

El Gel de Plasma, o plasma gelificado, es un producto de relleno obtenido de la propia sangre del paciente, y se utiliza para corregir signos del envejecimiento, rellenando surcos, arrugas, depresiones o cualquier irregularidad de la piel, así como para dar contorno a ciertas áreas como los labios, mejillas y manos. Es una sustancia autóloga, es decir, extraída del propio paciente, que no posee toxicidad ni genera reacciones alérgicas. Por este motivo se puede utilizar en diferentes zonas del paciente, tanto facial como corporal y sin límites de cantidad.

Gelificación de plasmaPara realizar el tratamiento, el médico obtiene entre 10 y 20 ml de sangre del paciente que es posteriormente centrifugada y tratada para obtener plasma rico en plaquetas (PRP). A partir de esta sustancia y utilizando un novedoso equipo de procesado, se obtiene el Gel de Plasma. En función del tipo de necesidades del paciente y la localización y profundidad de las arrugas, el médico podrá ajustar los parámetros de gelificación para producir un gel de la densidad adecuada. Este proceso se realiza en la misma sesión, y tarda entre 20 y 30 minutos.

A continuación, el médico inyecta el Gel de Plasma para tratar las arrugas y líneas de expresión, o bien para rejuvenecer áreas que han sufrido pérdida de volumen. Adicionalmente, este tratamiento produce una bio-estimulación de la zona a través de factores de crecimiento que mejoran la producción de colágeno.

Resultados

Los primeros resultados son visibles inmediatamente después del tratamiento con Gel de Plasma, mientras que los efectos de la producción de colágeno pueden verse después de un par de semanas. El Gel de Plasma se absorbe completamente y de forma natural por el organismo en un plazo de 2 a 3 meses.

Generalmente se recomienda realizar una serie de 3 sesiones con un intervalo de 4 semanas, combinado con tratamiento PRP, para obtener unos resultados espectaculares y más duraderos.

 

En Clínicas Massana contamos con un equipo médico especializado en tratamientos de relleno con Gel de Plasma que evaluará tu caso y te aconsejará sobre la mejor solución para tus necesidades.¿A qué esperas? Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos y resolveremos tus dudas sin ningún coste ni compromiso.