Método Aspire Obesidad

MÉTODO ASPIRE PARA EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

La Organización Mundial de la Salud define la obesidad como aquella situación en la que el individuo tiene un Índice de Masa Corporal superior a 30kg/m2. Hoy en día la obesidad es uno de los mayores problemas de salud en el mundo, habiéndose doblado el número mundial de obesos en los últimos 30 años.

El tratamiento de la obesidad con métodos conservadores, como la combinación de una intervención psicológica con ejecicio y un control de la dieta asistido por un nutricionista, puede tener éxito moderado en algunos pacientes obesos, pero en la mayoría de los casos no es suficiente para conseguir una pérdida de peso sostenible en el largo plazo. En estos casos, la cirugía bariátrica y los métodos endoscópicos, como los balones intragástricos o los métodos POSE o Apollo, son las terapias más efectivas hoy en día.

El Método Aspire o Bypass Externo

El Método Aspire es un tratamiento novedoso de la obesidad que viene avalado por la FDA (agencia reguladora de medicamentos de EEUU), que aprobó su uso en junio de 2016. Se trata de un tratamiento pionero en España que sin embargo tiene ya una implantación estable en países como Suecia, Alemania, Países Bajos o Estados Unidos. El dispositivo inicial fue concebido como un mecanismo de riesgo mínimo para combatir la obesidad a partir de una técnica ampliamente utilizada hasta el momento, como es la sonda gastrointestinal. Este sistema, que se viene usando desde hace más de 30 años como un mecanismo 100% seguro de alimentación en pacientes, se modifica en esta nueva aplicación de modo que en lugar de introducir alimentos se utiliza para extraer parte del contenido sobrante ingerido de un modo controlado e igualmente seguro.

Es un tratamiento para IMC a partir de 35. En España están documentados casos de éxito con pacientes con un IMC de hasta 76 y con edades hasta los 69 años.

Este Bypass Externo consiste en la colocación mediante endoscopia de un pequeño tubo de silicona en el estómago, denominado A-Tube. Este tubo se conecta a la pared abdominal mediante un puerto de acceso que lo conecta con el exterior. Desde este conector, de unos 2 cm de diámetro, el paciente puede realizar de manera autónoma el vaciado controlado de alrededor de un 30% de los alimentos ingeridos después de 30 minutos desde su ingesta. El principio es el mismo que el del Bypass Gástrico: que un porcentaje de los alimentos no sean absorbidos por el organismo. La diferencia es que en este caso el vaciado se hace de forma menos agresiva y más segura comparada con la cirugía.

El mejor modo de conocer cómo funciona Aspire es viendo este pequeño vídeo explicativo:

La clave del éxito del Método Aspire

El Bypass Externo, si bien es reversible, se plantea como un tratamiento de larga duración de hasta 5 años o hasta que el paciente consiga los resultados deseados. Para ello se establece un programa de control y seguimiento médico realizado por un equipo multidisciplinar de nutricionistas y psicólogos y con la supervisión de especialistas en el aparato digestivo.

El objetivo principal es el cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida del paciente. Una de las claves está en que, para poder utilizarse, los pacientes tienen que masticar los alimentos muchas veces hasta triturar la comida. El hecho de masticar de esta forma los alimentos produce que esta tipología de paciente prolongue mucho el tiempo de la ingesta, aspecto que provoca una notable reducción de la cantidad de comida que ingieren, y les llegue la señal de la saciedad. Si a esto añadimos que luego pueden eliminar aproximadamente un 25% – 30% de las calorías ingeridas, resulta que el mecanismo permite alcanzar pérdidas de más de un 45% por el exceso de peso.

Se trata del único tratamiento endoscópico para tratar la obesidad mórbida y hay que destacar las siguientes ventajas:

  • Es ambulatorio
  • En dos horas puedes estar de vuelta en casa
  • Mayoritariamente se realiza con sedación (excepto algunos casos)
  • Es un técnica reversible.

IMOBE by Clínicas Massana, pionero en tratamiento de la obesidad con el Método Aspire en Castilla y León

Los pacientes de Castilla y León con obesidad y un IMC mayor de 35 pueden ahora disfrutar de las ventajas del Método Aspire gracias a IMOBE, que incorpora esta novedosa técnica a sus tratamientos contra la obesidad en sus clínicas de Valladolid, Burgos, León y Zamora. Acércate a informarte sin compromiso y un especialista evaluará tu caso y te aconsejará el mejor tratamiento para tu problema de obesidad.