Microinjerto capilar en Turquía

MICROINJERTO CAPILAR EN TURQUÍA: ¿MERECE LA PENA?

Turquía se ha convertido en los últimos años en el lugar de peregrinaje de miles de españoles que sufren alopecia. Las condiciones salariales y los costes del país, unido a una fuerte campaña de subvenciones del gobierno turco, han hecho que el turismo capilar sea una fuente importante de ingresos para el país. Se publican muchas opiniones sobre el injerto capilar en Turquía y en 2017 muchos españoles viajaron allí para someterse a una intervención de microinjerto capilar. En muchos casos los resultados son aceptables pero, ¿cuáles son los riesgos? ¿merece realmente la pena hacerse un microinjerto capilar en Turquía?

Turquía, meca del turismo capilar

¿Qué es lo que ha hecho de Turquía el centro mundial del turismo capilar? Básicamente, el precio. El coste de la intervención para ponerse pelo en Turquía puede ser de 2 a 4 veces más barato que en España. ¿Por qué? En medio de la inestable situación política, social y de seguridad que vive Turquía, el gobierno ha apostado decididamente por el turismo sanitario en este sector, cuya facturación se incrementa cada año en más de un 10%. Existen muchos incentivos estatales, como subvenciones para las campañas de publicidad en el extranjero, el apoyo a las compañías de turismo médico, oficinas en el extranjero, asistencia a ferias, etc. Además, los costes salariales de en Turquía son mucho menores (el salario mínimo son poco más de 400€), y los impuestos son más reducidos.

Las compañías de turismo médico, que actúan en otros países como España como si se tratara de agencias de viajes, organizan paquetes “todo incluido”, que incluyen la intervención, el vuelo y la estancia. Todo facilidades para que recuperemos el esplendor de nuestra melena.

Problemas del microinjerto capilar en Turquía

El mayor inconveniente que tiene realizarse un microinjerto capilar en Turquía es, lógicamente, la distancia. La técnica que se utiliza normalmente es el método FUE, que consiste en la extracción de folículos capilares de zonas sanas, sin ningún tipo de incisión ni corte, con el fin de injertarlos en zonas afectadas por la alopecia u otros problemas capilares de esa índole.

Uno de los primeros problemas es que no puedes saber cuántos bulbos te van a trasplantar hasta que no estás allí, en el hospital, porque no te pueden hacer una primera revisión. No solo eso, las personas que se realizan esta intervención pueden cometer errores graves, ya que no se realizan pruebas ni un diagnóstico previo, con lo que tampoco saben cuál es el origen de su alopecia y cuál sería el tratamiento más adecuado para su caso, que incluso puede que no sea el microinjerto.

Otro de los problemas es la inseguridad. Aunque la mayoría de las clínicas turcas cuentan con profesionales cualificados y bien formados, animados por el boom están apareciendo negocios fraudulentos en un mercado negro de clínicas capilares donde las intervenciones se realizan por personas que no son doctores y no tienen la capacitación necesaria. Esto supone un problema y un riesgo serio para los pacientes, y es una lacra contra la que el gobierno turco está intentando luchar.

Además, si surgen complicaciones, los problemas se multiplican para el paciente, tanto si ocurre estando allí, ya que puede suponer tener que ampliar la estancia o perder los vuelos, como si sucede en España, porque no es posible acceder fácilmente al médico que te realizó la intervención. Existe la posibilidad de que aparezcan quistes foliculares, de que se pueda infectar la herida y de que pueda haber un menor rendimiento de las unidades foliculares.

No olvidemos que las personas que se realizan estas intervenciones tienen una enfermedad, la alopecia androgénica, y necesitan un tratamiento médico, que en el caso de Turquía se ve sustituido en gran medida por las agencias comerciales en España, desde la valoración del caso, que no puede hacerse de manera presencial, al importante seguimiento médico posterior, que en el caso de Turquía se hace mediante email o whatsapp y fotografías que se hace el propio paciente. ¿El resultado? Muchos pacientes terminan pidiendo ayuda en nuestras clínicas.

A tener en cuenta

  • Las instalaciones en España cuentan con unas medidas estrictas y revisiones e inspecciones obligatorias por parte de las autoridades sanitarias.
  • La seguridad de un país como España frente a la situación actual en Turquía.
  • Aunque la mayoría de las clínicas de Turquía cuentan con buenos profesionales, la posibilidad de fraude es mayor.
  • Es importante asegurar que los productos y materiales utilizados sean de la mayor calidad.
  • La comunicación es más difícil. En la mayoría de los casos no se habla español y tendrás que comunicarte en inglés o mediante señas durante la intervención.
  • No existe un diagnóstico previo, por lo que es posible que ni siquiera el microinjerto sea la solución a tu problema.
  • Las operaciones se hacen en un día, en sesiones de hasta 8 y 9 horas. Todo el proceso está masificado y se hace de un modo rápido, con lo que se generan situaciones de estrés y es más posible cometer errores.
  • El seguimiento médico del postoperatorio es muy deficiente.
  • No suelen ofrecerse facilidades de pago.

Entonces, ¿qué hago?

Al final, el coste influye en el resultado, y no es de extrañar que en muchos casos el resultado del microinjerto sea pobre y con deficiencias. Si no te importa demasiado que el resultado sea lo mejor posible y estás dispuesto a asumir los riesgos y las posibles complicaciones, puede que Turquía sea tu destino. Pero si prefieres la seguridad y la confianza de una clínica cercana donde te harán un seguimiento desde el primer minuto y hasta la total recuperación, hazlo en un centro en España.

En Clínicas Massana contamos con un equipo médico especializado y un personal assitant que te ayudará durante el proceso, con todas las garantías de un centro médico autorizado. Además, te facilitamos una financiación a tu medida, para que el precio tampoco sea un problema.

¿A qué esperas? Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos y resolveremos tus dudas sin ningún coste ni compromiso.