Solución a la calvicie y las canas

Nuevos avances para identificar las causas de la calvicie y las canas

A veces la ciencia avanza gracias a circunstancias fortuitas. Un estudio de una enfermedad genética rara realizado en 2017 puede haber dado pistas para encontrar una cura para la calvicie y el pelo canoso, después de que los investigadores descubrieran por casualidad los mecanismos que producen estos problemas relacionados con el cabello.

El estudio, realizado en la Universidad de Texas Southwestern, versaba sobre la neurofibromatosis, una enfermedad genética que provoca el crecimiento de tumores en los nervios. Como resultado colateral de esta investigación, los científicos parece que han identificado procesos responsables de la caída del cabello y la aparición de las canas, lo que podría llevar a nuevos tratamientos médico-estéticos en el ámbito capilar.

Algunos datos sobre la alopecia

La alopecia es un problema que afecta aproximadamente al 40% de los hombres en España. De hecho, un estudio realizado en el año 2000 por el fabricante de pelucas japonés Aderans, indicaba que sólo la Républica Checa tenía un porcentaje de calvos más alto que España. Atendiendo a otras estadísticas, se estima que en los países desarrollados, el porcentaje de hombre con problemas de alopecia varía de un 40% a los 35 años, hasta un 70% a los 80.

En el caso de las mujeres, el porcentaje es más reducido, aunque las últimas estadísticas hablan ya de aproximadamente un 25% de mujeres con problemas de pérdida de cabello. El descubrimiento de este equipo de investigadores podría allanar el camino a nuevos tratamientos para atajar esos problemas capilares.

Nuevos tratamientos contra la pérdida del cabello y las canas

Antes de esta investigación ya se conocía que los folículos capilares contienen células madre que juegan un papel crucial en la producción de cabello, así como una proteína llamada factor de crecimiento de células madre (SCF, Stem Cell Factor) que es decisiva en los procesos de pigmentación capilar.

Lo que se ha descubierto ahora es que una vez que las células madre se mueven hasta la base de los folículos, una nueva proteína llamada KROX20, y que era hasta la fecha más conocida por su papel en el desarrollo de los nervios, se activa en las células de la piel que forman los tallos del cabello. La activación de esta proteína hace que las células produzcan el factor de crecimiento, y por tanto afecta a la coloración del cabello.

De este modo, se ha visto en estudios realizados en ratones la relación directa que existe entre la existencia de SCF y la aparición de pelo gris o blanco, y la necesidad de la proteína KROX20 para el crecimiento del cabello. Las anormalidades en ambas proteínas juegan por tanto un papel muy importante en la pérdida capilar y la pigmentación, al menos en ratones, pendiente de validar los resultados en estudios sobre humanos.

Los científicos esperan que estos descubrimientos permitan en el futuro crear tratamientos capilares tópicos y terapias genéticas que permitan corregir estos problemas cosméticos.

Mientras tanto, en el Hair Grow, el Centro de Recuperación capilar de Clínicas Massana, ponemos a tu disposición a los mejores especialistas y las técnicas más avanzadas para frenar la caída del cabello y recuperar el cabello perdido. Pide una consulta gratuita y te orientamos sin compromiso.