Persona con sobrepeso

10 PREGUNTAS COMUNES SOBRE OBESIDAD

El sobrepeso y la obesidad es uno de los problemas que más preocupan a la gente. Cada vez más, gracias a un estilo de vida sedentario y a la mala alimentación, hay gente que sufre de sobrepeso y obesidad. Las consecuencias, no sólo son estéticas, a largo plazo pueden derivar en un sinfín de enfermedades. Por esta razón, es necesario y vital aportar soluciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad que ocurre cuando una persona tiene un peso muy por encima de lo que se considera saludable. Este peso extra puede causar una tensión extra en el cuerpo y las complicaciones de salud graves pueden surgir si el tratamiento no se solicita y el peso no se pierde. Hay numerosos factores que pueden conducir a la obesidad, pero la causa más común es un estilo de vida sedentario combinado con la mala alimentación y la falta de ejercicio.

¿Hay alguna diferencia entre el sobrepeso y la obesidad?

Sí. Los médicos utilizan una escala llamada índice de masa corporal (IMC) para ayudar en el diagnóstico de la obesidad. Este índice calcula la masa corporal en relación a la altura y el peso. Un índice de masa corporal que se considera saludable estará entre 18,5 y 24,9. Si el IMC es superior a 24,9 pero inferior a 30, entonces se considera que tiene sobrepeso y se aconseja tomar medidas para evitar convertirse en obesos. Si el IMC es superior a 30, entonces se clasifican como obesos.

¿Qué causa la obesidad?

La obesidad es generalmente el resultado de la mala alimentación y la falta de ejercicio, ya que esto hace que el cuerpo asuma más calorías de las que se puede quemar, lo que lleva a una acumulación de grasa. El sedentarismo puede contribuir a este problema. Hay condiciones médicas que también pueden causar que algunas personas tengan sobrepeso u obesidad, como el hipotiroidismo, el síndrome de ovario poliquístico y el síndrome de Cushing.

¿La obesidad es peligrosa?

El sobrepeso, más allá de una cuestión estética, influye negativamente en la calidad de vida de las personas, se siente más cansado, menos energía y menor autoestima.

La obesidad se considera que es una condición peligrosa debido a su capacidad para dar lugar a un gran número de problemas de salud muy serios, tales como colesterol alto, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial. Otros problemas que pueden surgir como consecuencia de la obesidad incluyen la depresión, el acné, cálculos biliares, ansiedad social y problemas al caminar o correr.

¿Qué le supone al cuerpo tener sobrepeso?

El cuerpo está preparado para soportar un peso que está considerado como saludable. Por tanto el tener sobrepeso  supone al cuerpo llevar una carga extra. Cualquier acción de la vida cotidiana, con este sobrepeso, se complica más y supone mayor esfuerzo para la persona.

¿Qué es la obesidad mórbida?

Constituye un grado extremos de exceso de peso, con un IMC superior a 35-40. Es una enfermedad crónica que hace que la persona posea una calidad de vida deficiente y tenga un riesgo elevado de sufrir complicaciones severas, especialmente cardiovasculares, respiratorias y metabólicas que comprometen su esperanza de vida.

¿Qué importancia tiene la herencia en la aparición de la obesidad?

1 de cada 3 personas obesas tienen factores hereditarios que le predisponen a acumular grasa en mayor cantidad que otra persona que no tenga esa carga genética. Eso explica que haya personas obesas a pesar de comer lo mismo y hacer el mismo ejercicio que otras personas que están delgadas. No basta la herencia sino que debe darse otras circunstancias como no hacer o realizar poco ejercicio y comer alimentos ricos en calorías.

¿Cómo puedo asegurarme de no convertirme en obeso? ¿Se puede prevenir? ¿Quién puede llegar a ser obeso?

Asegúrate de que tu dieta es sana y equilibrada nutricionalmente. Debes controlar el consumo de alimentos que son particularmente grasos o azucarados para no consumir demasiado. Los expertos recomiendan hacer ejercicio  por lo menos media hora al día para mantenerse activo y saludable. Debes hacer un esfuerzo especial para hacer esto si tienes un estilo de vida predominantemente sedentario. También se debe tener en cuenta otros aspectos genéticos o fisiológicos. Potencialmente, cualquier persona puede convertirse en obeso. Sin embargo, ciertos grupos de personas estarán más inclinadas a la condición que otros, dependiendo de ciertos factores genéticos, médicos y ambientales. Las personas que tienen una mala dieta y no hacen ejercicio con regularidad son mucho más propensos a ser obesos que los que comen de forma saludable y hacen ejercicio.

¿Qué opciones de tratamiento existen para la obesidad?

Casi todo el mundo que recibe un diagnóstico de obesidad se recomienda hacer primero una serie de cambios en el estilo de vida antes de intentar cualquier forma de tratamiento médico. Esto es porque, para la mayoría de las personas, seguir una dieta saludable y comenzar un régimen de ejercicio regular será de todo lo que necesita para perder peso de forma saludable y permanente.

El objetivo principal en cualquier tipo de dieta, es proporcionar pautas para llevar una alimentación equilibrada para siempre, como forma de vida, no sólo mientras se está en tratamiento. Así, además se evita el “efecto rebote”. Por nuestra situación geográfica y cultural podemos beneficiarnos de la Dieta Mediterránea, una alimentación rica en frutas y hortalizas frescas, legumbres, cereales, aceite de oliva y una preferencia por el consumo de pescado. Evitar la bollería industrial, los dulces en exceso y la comida pre-cocinada, y podremos mantener una vida sana.

El ejercicio físico es imprescindible dentro de una vida saludable y debe ser siempre compañero inseparable de la dieta. El ejercicio nos ayuda a acelerar el metabolismo y nos ayuda a mantener el peso. El ejercicio, además de quemar calorías, aporta innumerables beneficios al organismo; baja los niveles de estrés, favorece la fijación del calcio a los huesos previniendo la osteoporosis, aumenta el metabolismo basal y aporta bienestar debido a que al practicar ejercicio se segregan endorfinas.

En función del paciente y del grado de sobrepeso se determinará cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso. Las opciones van desde una dieta combinada con ejercicio hasta cirugía pasando por tratamientos como el balón intragástrico. El compromiso del paciente es vital y necesario durante el proceso que cuenta con la ayuda de profesionales médicos especializados.

El tratamiento integral de la obesidad se lleva a cabo de manera individual, planteando las estrategias más adecuadas para el paciente. Existen distintas alternativas que empiezan por tratamientos basados en dieta y ejercicio, cambiando los estilos de vida de cada persona. Cuando es necesario, existen técnicas endoscópicas y quirúrgicas que ayudan al paciente a conseguir esa pérdida de peso.

¿Qué resultados puedo esperar?

Los resultados, de cualquiera de los tratamientos, son a medio plazo, aunque la pérdida de peso se inicia desde el primer momento. Se suele perder entre el 60% y el 80% del sobrepeso durante los 6 primeros meses.

 

Hemos intentado reunir las preguntas comunes sobre obesidad y sus respuestas, aun así, si te surgen más dudas o necesitas consultar tu caso en particular, puedes acudir a cualquiera de nuestras clínicas en Valladolid o ponerse en contacto a través del email, teléfono o redes sociales. Además, en nuestra web encontrarás información más completa al respecto de lo que te interese.

¿Quieres saber más? Consúltanos

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *