Tratamientos y cuidados para tu cabello

En la entrada de nuestro blog de hoy hablaremos del cabello. El día 6 de marzo se celebra el día mundial del cabello, y a continuación os dejamos unos consejos para mantenerlo fuerte, sano y brillante por dentro y por fuera durante todo el año.

1. Lavar bien tu cabello con el champú adecuado a tu tipo de pelo.

Es muy importante el lavado adecuado y para ello debemos hacerlo con un champú adecuado para nuestro tipo de pelo y del estado del cuero cabelludo.

2. Una vez por semana, aplicar una mascarilla

Con los lavados y solamente usando el champú, el pelo se acaba resecando, por lo que deberemos utilizar una mascarilla para hidratarlo en profundidad una vez por semana. Existen también mascarillas para conseguir efectos diferentes: como dar volumen, ayudar al alisado, etc.

3. No cepillar el cabello con el peine equivocado al finalizar el lavado

El cabello es más frágil cuando está húmedo, por eso es preferible cepillarlo antes del lavado, en seco, y con un cepillo de cerdas flexibles, ya que ayudará a desenredarlo de forma suave y sin tirones. Tras el lavado, utilizar un peine de púas anchas.

4. No abusar del calor

Se recomienda usar lo menos posible aparatos que emitan calor, como secadores, planchas y tenacillas. Cuando se utilicen, asegurarse de haber aplicado anteriormente un spray protector del calor para que afecte al cabello lo menos posible.

5. Acudir a tu peluquero para que saque partido a tu pelo y lo mantenga sano

Además de los cuidados en casa, es fundamental el asesoramiento y el cuidado por parte de un experto. Acude a tu peluquero de confianza una vez al mes para sanear tus puntas y ayudar al pelo a crecer de forma sana.

6. Alimentar el cabello por fuera y por dentro

Al igual que nuestro cuerpo, el cabello también necesita una alimentación sana y equilibrada para crecer sano y brillante. El ácido fólico y la vitamina B12 aseguran un pelo saludable, brillante y con gran elasticidad. Existen también suplementos vitamínicos que pueden ayudar a aportar los nutrientes necesarios para nuestro cabello.

Además de los cuidados esenciales del día a día, existen diferentes tratamientos para el cabello, ya sea para ayudarlo a crecer o para repoblar esas zonas que se han quedado pobres.

El PRP capilar (plasma rico en plaquetas) consiste en aplicación intradérmica de los factores de crecimiento proteínas activas producidas por todas las células del cuerpo y que se encuentran en mayor proporción en las plaquetas. Es un complejo proteico, derivado del plasma rico en plaquetas obtenido del propio paciente mediante extracción de sangre y su centrifugación posterior. Una vez obtenido el PRP, el medico lo aplica en el cuero cabelludo a través de microinyecciones directamente en el área donde se observa afinamiento y pérdida de cabello. Los factores de crecimiento del plasma rico en plaquetas activan la raíz del pelo, mejoran la calidad del cabello y detienen la caída.

El método MicroLíneas  consiste en integrar en tu propio cabello, una fina red de cabello casi invisible. Con la ayuda de los Bondingrings, anillos de polímero cristalino que sirven para fijar las MicroLíneas, se une el sistema al cabello de manera cuidadosa y duradera. A la MicroLínea se anuda cabello natural de mucha calidad, correspondiente al color, largura y estructura de tu pelo.

El resultado es increíble, la apariencia es completamente natural, ya que es imposible diferenciar el cabello integrado del cabello propio.Este tratamiento está especialmente indicado para personas con falta de espesor en la parte superior de la cabeza y en casos de caída de cabello en estado avanzado, aunque cualquier persona que desee más volumen capilar se lo puede realizar.

Os dejamos a continuación el testimonio de Miranda, una clienta que se hizo una microlinea en Clínicas Massana: