10 falsos mitos sobre cirugía estética

10 falsos mitos sobre la cirugía estética

España es uno de los países en los que más intervenciones de cirugía estética se realizan al año. Las liposucciones, los aumentos de pecho o las rinoplastias son algunas de las más populares. A pesar de ello, todavía siguen existiendo algunos falsos mitos acerca de este tipo de operaciones. Sigue leyendo para conocer la verdad sobre este tipo de tratamientos.

1. La cirugía estética es sólo para mujeres

Este es uno de los mitos más extendidos. Pero la realidad es que la cirugía estética es tanto para hombres como para mujeres. Es más, cada vez hay más hombres que se someten a este tipo de intervenciones para rejuvenecer su rostro, disminuir el tamaño del pecho o definir la zona del abdomen y la cintura.

2. Con una liposucción consigues adelgazar

Esta intervención te ayuda a eliminar la grasa localizada, pero para conseguir los resultados que deseas, debe ser complementaria de una dieta específica y ejercicio. De no ser así, los resultados obtenidos serán poco duraderos. Otro error común es pensar que la liposucción es una solución para la celulitis.

3. Los implantes mamarios afectan a la lactancia

No tiene que haber ningún problema para la lactancia siempre y cuando los implantes estén bien puestos. Además, la silicona utilizada es inocua para el cuerpo. Sin embargo, es cierto que, si la paciente ha sido recientemente madre, es recomendable dejar un margen de 6 meses para que el cuerpo repose y se recupere.

Por otro lado, también es común pensar que estos implantes mamarios pueden afectar a la detección del cáncer de mama. Esto es falso, ya que, si la prótesis está bien colocada, no tiene que haber ningún problema a la hora de realizar una mamografía o una resonancia.

4. Con la cirugía estética sólo mejoramos nuestro aspecto exterior

Esta afirmación también es falsa, ya que, muchos pacientes que se han sometido a alguna intervención estética, afirman que esto ha ayudado a mejorar su autoestima, ya que, al verse mejor, se sienten mucho más seguros.

5. Tienes que hacerte retoques cada poco tiempo

Es cierto que hay intervenciones con las que, si no mantenemos unos buenos hábitos, pueden tener resultados poco duraderos, como es el caso de la liposucción. Sin embargo, lo habitual es que estas operaciones sean para toda la vida. No obstante, hay ciertos tratamientos, como el bótox o los rellenos faciales, con los que es necesario hacerte algún retoque al año, ya que son sustancias que el organismo absorbe.

6. Las operaciones estéticas dejan cicatrices

Es una verdad a medias. Es cierto que estas intervenciones dejan cicatriz, pero esta es casi imperceptible. Los cirujanos procuran aprovechar las arrugas y los pliegues de la piel para que queden bien ocultas.

7. La mejor época para operarte es en invierno

La época del año no influye a la hora de someterte a una intervención estética. Como ya te comentábamos en otro post, el verano es también una buena época, ya que se pueden aprovechar las vacaciones y la temperatura para tener una mejor recuperación. De lo único que debes preocuparte es de seguir los cuidados que te indica el doctor.

8. La cirugía estética es adictiva

Se trata de otro falso mito. Gran parte de los pacientes que deciden someterse a este tipo de cirugías lo hacen sólo una vez, y se someten a una intervención específica para solucionar un problema específico. Sin embargo, es cierto que hay casos en los que los pacientes recurren más de una vez a ella para cambiar algún aspecto de su cuerpo, pero suele ser sobre todo para tratamientos de medicina estética, como el caso del bótox o el ácido hialurónico.

9. Las operaciones son más baratas si te las realizas en el extranjero

En los últimos años se ha puesto muy de moda el llamado “turismo de cirugía“, que consiste en viajar al extranjero para realizarte operaciones que son más baratas en otros países. Sin embargo, estas cirugías no son tan económicas como parecen, ya que, en caso de surgir alguna complicación durante la recuperación, no podremos acudir al doctor que nos ha operado para que nos ayude.

10. La cirugía estética no es una especialidad médica

Se trata de uno de los mitos más extendidos. Sin embargo, los cirujanos que se dedican a esta especialidad tienen que estudiar una carrera de 6 años, hacer una oposición de 1 año y cursar finalmente 5 años de formación quirúrgica. Además, deben estar inscritos en el SECPRE.

En Clínicas Massana queremos desmontar estos falsos mitos ofreciendo a nuestros pacientes la mejor calidad en las intervenciones de cirugía estética. Para ello contamos con los mejores profesionales del sector, que te asesorarán en el mejor tratamiento para ti.

Visítanos ya en uno de nuestros centros de Castilla y León, contamos con clínicas en Valladolid, Salamanca, Burgos, León, Ponferrada y Zamora.

Pide cita en el 902 103 104.